dimarts, 8 de maig de 2012

Memorias de una menor inmortal

Una trepidante historia que combina a partes iguales el terror, el sexo y la mejor narrativa de vampiros. Alba la «Eterna» dejó de crecer a los trece años, si bien, lleva siglos sobre la Tierra. Un accidente acaecido una noche en Barcelona hará peligrar su vida inmortal… El personaje que firma las Memorias de una menor inmortal pertenece al sector editorial, ostenta una posición pública y es muy conocido. Al ser esta su primera irrupción en este género, no deseaba desvelar su identidad. También temía que le perjudicara profesional y personalmente dado el alto contenido sexual del texto. El editor tuvo que aceptar la condición del anonimato para poder publicar el libro. De hecho todas las gestiones se realizaron a través de un tercero, persona de confianza para ambas partes. No obstante, ha accedido a contestar las preguntas de los medios a través del correo electrónico: albalaeterna@gmail.com.

«La mejor saga vampírica a la que le he echado el diente: la más audaz, sexy y sangrienta.» Hernán Migoya «¿Novela gótica? Sí, o al menos su parodia, siempre que otorguemos esa definición no sólo a aquellas historias que suceden físicamente en sótanos y criptas, sino en los más tenebrosos pasadizos y criptas de nuestra propia mente. En cualquier caso, una pequeña obra de arte para una sociedad polimorfa, la del nihilismo posmoderno en la que un par de botas vale más que Shakespeare y lo que leen las lolitas equivale a Lolita.» Francisco Martínez Bouzas.


Comprar libros:  Memorias de una menor inmortal. Anónimo

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada